Inicio INTERNACIONAL Ucrania alivia la tortura en aldea cerca de la frontera con Rusia

Ucrania alivia la tortura en aldea cerca de la frontera con Rusia

30
0

En un húmedo sótano detrás del supermercado local, barras de metal acordonan una esquina de la habitación para formar una gran celda. Sacos de dormir y edredones sucios muestran tres lugares para dormir sobre láminas de espuma de poliestireno como aislamiento del piso de tierra húmedo. En la esquina, dos baldes negros servían de retretes.

Unos pocos metros (yardas) fuera de la celda con barrotes, tres sillas destartaladas se encuentran alrededor de una mesa, con colillas de cigarrillos y cáscaras vacías de semillas de calabaza esparcidas por el suelo a su alrededor.

Las autoridades ucranianas dicen que se trataba de una prisión improvisada donde las fuerzas rusas abusaron de los detenidos antes de que las tropas ucranianas barrieran la aldea de Kozacha Lopan en una gran contraofensiva en la región de Kharkiv este mes.

El presidente Volodymyr Zelenskyy ha dicho que se han descubierto más de 10 de estas «cámaras de tortura» en la región desde la precipitada retirada de las tropas rusas la semana pasada. Las afirmaciones de lo que ocurrió en la habitación no se pudieron confirmar de forma independiente.

Kozacha Lopan, cuyo borde se encuentra a menos de dos kilómetros (poco más de una milla) de la frontera rusa, fue retomado por las fuerzas ucranianas el 11 de septiembre.

Expertos trabajan durante la exhumación de cuerpos en el área recientemente recuperada de Izium, Ucrania, el viernes 16 de septiembre de 2022. (AP/PTI)

En un comunicado publicado el sábado en su canal Telegram, la oficina del fiscal de la región de Kharkiv, en cuya jurisdicción se encuentra Kozacha Lopan, dijo que la habitación vista por los periodistas de AP fue utilizada como celda de tortura durante la ocupación del área. Dijo que las fuerzas rusas habían establecido una fuerza policial local que dirigía la prisión, y agregó que se habían incautado documentos que confirmaban el funcionamiento del departamento de policía e implementos de tortura. El comunicado decía que se estaba llevando a cabo una investigación.

Las imágenes que publicaron los fiscales mostraban un teléfono militar ruso TA-57 con cables adicionales y pinzas de cocodrilo adheridas. Las autoridades ucranianas han acusado a las fuerzas rusas de utilizar los radioteléfonos de la era soviética como fuente de energía para electrocutar a los prisioneros durante los interrogatorios.

Leer:  Los excolegas de Derek Chauvin enfrentan juicio por arresto mortal en Minneapolis

En su discurso nocturno a la nación el sábado, Zelenskyy mencionó otro lugar, en la estación de tren de Kozacha Lopan, donde dijo que “se encontró una sala para la tortura y herramientas para la tortura eléctrica”. Los periodistas de AP no vieron ese lugar.

Zelenskyy comparó a los rusos con los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

“Y responderán de la misma manera, tanto en los campos de batalla como en los tribunales”, dijo.

Se han encontrado lugares de enterramiento en algunas áreas donde las fuerzas rusas fueron expulsadas, sobre todo en la ciudad de Izium, donde las autoridades ucranianas dicen que se han encontrado más de 440 tumbas cerca del cementerio de la ciudad. Zelenskyy ha dicho que contienen los cuerpos de adultos y niños civiles, así como de soldados, que muestran signos de muertes violentas, algunos posiblemente por tortura.

Vitalii, comandante de la Guardia Nacional, dijo que su equipo está buscando tumbas de posibles víctimas de abuso en el centro de detención de Kozacha Lopan. Pidió ser identificado por su nombre de pila solo por razones de seguridad.

El equipo también está recuperando cuerpos en el campo de batalla, que yacen donde cayeron en campos de cultivo o dentro de tanques quemados. El ejército ruso fue empujado de regreso a través de la frontera hacia Rusia después de ocupar el área durante meses. Pero los proyectiles de artillería aún silban en el aire, disparados desde el interior de Rusia y aterrizando con golpes resonantes y nubes de humo negro en territorio ucraniano.

Kyiv: soldados voluntarios asisten a un entrenamiento en las afueras de Kyiv, Ucrania, el sábado 17 de septiembre de 2022.
(AP/PTI)

A pesar de los bombardeos, un pequeño grupo de soldados se abre camino a lo largo de un camino lleno de baches hasta donde yace un combatiente ucraniano muerto, detectado por un dron utilizado para buscar cuerpos y tumbas poco profundas.

“Es un riesgo. Siempre estamos arriesgando nuestras vidas y en cualquier momento puede haber algún proyectil volando desde el territorio de Rusia”, dijo Vitalii.

Leer:  Donald Trump tenía más de 300 documentos clasificados en Mar-a-Lago

El ucraniano muerto yace boca arriba con un chaleco antibalas y un casco, con una gorra debajo para bloquear el sol. El cuerpo ha estado allí durante mucho tiempo.

Documentan la escena y colocan los restos en una bolsa para cadáveres antes de continuar por la vía hasta un tanque ruso carbonizado. Solo se necesita uno del equipo para llevarse la bolsa para cadáveres que contiene los restos del ruso que se encuentran dentro.

Seguirán las autopsias y los detalles de los sitios registrados y transmitidos a los investigadores que investigan posibles crímenes de guerra, dijo Vitalii.

A lo largo de esta zona fronteriza, donde se libraron feroces batallas, las aldeas muestran las devastadoras cicatrices de la guerra: casas bombardeadas y quemadas, carreteras llenas de cráteres por la explosión de proyectiles de mortero, coches destrozados tirados al borde de la carretera.

En los días posteriores a la expulsión de los rusos, la población local ha regresado para ver lo que queda de sus hogares.

“Tres días antes de que decidiéramos irnos, era como el infierno aquí” por todo el tiroteo, dijo Larysa Letiucha, de 56 años, en el pueblo cercano de Prudyanka. “Volaba de todos lados. Estaba silbando y explotando. Nos escondimos en el sótano y… nuestra puerta fue volada”. Se fue con su familia en abril y regresó para revisar su propiedad unos días después de que los soldados ucranianos retomaran la aldea.

“Vi un horror. Todavía no puedo recuperarme”, dijo al contar la primera vez que vio lo que quedaba de su casa. “Vivimos aquí toda nuestra vida. Lo estábamos construyendo, haciendo renovaciones. Toda nuestra vida la invertimos aquí”. Las ventanas están voladas y el techo tiene goteras donde falta un parche debido a una explosión.

En la pequeña casa que construyeron sus padres en el mismo terreno, falta toda la parte trasera. La metralla y los escombros ensucian la casa.

“Nuestras casas son cómodas a pesar de que vivimos en el pueblo”, dijo Letiucha. “Es un horror. Ni siquiera sé cuándo renovaremos y reconstruiremos todo esto”.

Artículo anteriorLa policía iraní califica la muerte de una mujer bajo custodia como un «incidente desafortunado»: Fars
Artículo siguienteChina presenta una queja después de que Biden dice que Estados Unidos defendería a Taiwán en una invasión china